Turbante Como en el Hollywood de los 50

Dicen que en la moda ya todo está inventado, pero a veces las creaciones pasan a lo lejos y es como si desconociéramos que existen. Así y todo, con la tecnología como aliada, todavía salimos a la calle y nos sorprendemos cuando vemos que alguien lleva algo fuera de lo cotidiano.

A veces depende de las culturas o los protocolos de cada lugar y otras de que tan internalizado tengamos ese concepto de vale todo, que en los últimos años fue tomando fuerza.

Buenos Aires particularmente es un punto neurálgico, un lugar donde confluyen los gustos y particularidades de gente del mundo entero. Para mí es un placer salir y observar, hacer de cada recorrido una ventana y detenerme en los detalles que a simple vista solemos pasar por alto. Me siento una cazadora de momentos, si hay algo que me gusta realmente, es poder observar.

Y en esa observación aparece  la moda, o mejor…la inspiración, porque no todo lo que se usa tiene que gustarnos. La calle, las historias, la manera en que cada uno traduce lo que entiende por moda, son la mejor vidriera para compartir.

Hoy sarah-jessica-parker-con-turbantequiero mostrar un accesorio ícono de todos los tiempos y hacer de mi relato esa vidriera. Para mí, dueño de una belleza y una sofisticación exquisita, pero también poco usado: el turbante. Inmortalizado por las grandes divas de Hollywood de los años 50, marcó una fuerte tendencia y se convirtió en un detalle cotidiano de las mujeres tanto de clase alta como de clase trabajadora. Símbolo de la femineidad, sin duda uno de mis objetos favoritos.

Lo estoy empezando a ver en las calles y me apasiona, me remite a los rostros más bellos y singulares: Audrey Hepburn, Grace Kelly, Sofía Loren. Me hace pensar en una mujer con fuerza y personalidad. Estos verdaderamente son los momentos de la evolución de la moda que más disfruto, el poder volver a los tramos más glamorosos de la historia, ser parte de ella y revivirla como si todo fuese un juego de fantasía.

En el próximo verano, por suerte, vamos a ver este accesorio en muchas de las cabezas femeninas. Una elección sin dudas acertada para el día, la noche, como pieza de alta costura, una boda, o para cualquier ocasión en la que la elegancia sea el dress code. Alta dosis de sofisticación y elegancia.

Estas son las caras que más asocio a la tendencia y le sumo a una musa, maravillosa para mi,de nuestra época, Sarah Jessica Parker:

 

c
Audrey Hepburn, Sofía Loren y Grace Kelly
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑